Estos meses primaverales en La Rioja,tienen un colorido muy especial y ademas en las distintas comarcas de nuestra tierra,podemos encontrar todo el abanico de colores que podamos imaginarnos.

En las partes mas montañosas ,los bosques tienen esos colores verdes intensos propios de la estacion,no hace mucho que las ramas de muchos de ellos se presentaban desnudas y en pocas semanas han vestido sus  frondosas ramas de un aspecto espectacular que invita y de que manera al paseo consiguiendo una frescura muy de agradecer cuando las temperaturas empiezan a apretar.

Las praderas de las zonas de montaña tambien presentan unos pastos que invitan a descansar sobre ellos y disfrutar de esa paz y tranquilidad que solamente esos rincones ofrecen y si ademas los pajarillos se dejan oir, la experiencia es unica.

Los paseos por zonas de montaña aun pueden ser mas enriquecedores si el tiempo acompaña y las setas y hongos hacen su aparicion,consiguiendo que el placer del paseo se disfrute posteriormente en los fogones dando buena cuenta de esos frutos maravillosos del monte en cualquiera de sus variantes y preparaciones de las que nuestros lugareños tan bien conocen.

Las Casas Rurales de La Rioja,pueden ser lugares idoneos para poder disfrutar de estos parajes,en muchas de ella sin necesidad de mover nuestros coches.

Pero La Rioja no solamente es montaña,en nuestros valles las verduras y sobre todo los viñedos,tampoco se quedan atras en aparecer deslumbrantes ante los ojos de los visitantes.Los huertos empiezan a desarrollar y ver crecer todo tipo de plantas que haran las delicias de propios y extraños.

Los viñedos merecen atencion especial ya que son santo y seña de nuestra tierra y nos hacen deleitarnos durante meses de unos colores que cuando el resto de las plantas se agostan, mantienen un verdor caracteristico que hace unica a la tierra con nombre de vino.