Estos dias de principios del verano,estan siendo inusualmente calurosos y por lo que las previsiones apuntan,nos esperan dias de temperaturas muy altas.

El Turismo Rural en La Rioja puede suponer una opcion muy recomendable para escapar de los rigores de la estacion,podemos encontrarnos con sitios espectaculares y que por sus condiciones climatologicas,nos permitan olvidemos durante unos dias del calor veraniego.

Ya de por si muchas de las casas rurales de La Rioja se ubican en edificios de los de toda la vida, en los que los muros muy anchos y el tipo de material empleado proporcionan un aislante perfecto, tanto para mitigar los frios invernales como para impedir que la canicula de estos meses penetre en su interior.

Ademas, su emplazamiento en muchas ocasiones en zonas de montaña, proporciona la frescura necesaria para sobrellevar esta temporada.

La Rioja dispone de muchos atractivos para esas estancias y que mejor momento para visitar los calados de sus bodegas, en los que las temperaturas nunca sobrepasan los quince grados, que estos dias en los que a la sombra pasamos de los treinta.Una frase que oiremos en las visitas es la de llevar puesta una chaqueta y desde luego que es muy acertada,porque al poco rato de estar en las entrañas de la bodega,nos damos cuenta de lo bien que viene y lo a gusto que se encuentra uno alejado del calor estremo del exterior.

Tambien nuestra ruta de los monasterios permite en el interior de sus muros preservarnos del calor exterior y son de agradecer las visitas a esas maravillas que la historia ha dejado en nuestra tierra.

Pero los que quieren escapar de la canicula estival,tambien tienen en La Rioja, paseos por nuestros bosques en los que la frescura es la reina y nos deleita con parajes en los que la belleza del paisaje se complementa con el bienestar de sus temperaturas.