El paisaje de los viñedos,las huertas de las riberas y los fertiles valles,un camino de Santiago jalonado de construcciones religiosas y todo lo que rodea y da santo y seña a la comunidad con nombre de vino,es un entorno privilegiado para para servir de marco incomparable a la red de Casas Rurales De La Rioja.

La misma normativa que regula el desarrollo de los alojamientos Rurales de La Rioja ya recoge en varios de sus apartados las caracteristicas y la tipologia de las viviendas dedicadas a servir de lugar de reposo a los visitantes de nuestras tierras.Como no podia ser de otra manera,deben respetar unos principios constructivos que se adecuen al terrreno en el que se ubican de manera que se identifiquen de manera homogenea con el resto de edificios y permitan a los visitantes adentrarse en entorno desde el propio alojamiento,siendo deseable que tambien el mobiliario recuerde en la medida de lo posible la vida y constumbres del lugar y para ello la busqueda en altos y trasteros de muchas viviendas en los pueblos de nuestra comunidad, ha recuperdo para este nuevo uso muchos muebles y utensilios que nos acercaran de una manera mas aproximada a los primitivos moradores de nuestros terruños.

Ademas de contar con unos Alojamientos Rurales de La Rioja que recreen las formas de vida mas autoctonas, siempre eso si con visos de autenticidad,el Turismo Rural en La Rioja,ha servido para que se recuperen tradiciones de nuestros antepasados y que hoy hacen las delicias de propios y extraños al darlas a conocer, a un mayor numero de personas,adecuando muchas veces rincones de nuestros pueblos que de no haber sido por esta iniciativas quizas no hubieran podido superar el paso del tiempo y el olvido se hubiera adueñado de muchos lugares.

Por lo tanto ,con esta premisas y los lugares de interes que seguro podemos ir descubriendo en nuestra visita,y como no con la variada y rica gastronomia de la que podremos dar cuenta,eso si acompañada por los excelentes caldos riojanos,la escapada por estas tierras promete ser de las de recordar y pensar en volver.